¡Oh, el calor!

El calor como aprte de la vida en Cuba!
El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a la palabra calor como la sensación que se experimenta ante una elevación de temperatura…
y de ese efecto los cubanos podríamos hacer hasta una disertación, ¡y qué diremos los que vivimos en el oriente del país!

El tema de las altas temperaturas que por estos días agobian a los guantanameros, es recurrente en los más disímiles espacios, comentarios como estos se escuchan por doquier: “¡Si esto es ahora, qué será en julio y agosto…! “Hoy voy por el tercer baño…qué va esto no hay quien lo soporte!

Si miramos un poco atrás, nos damos cuenta que cada año nos parece que el actual es más caliente que el anterior y la alarma surge porque durante el séptimo y octavo mes del año es cuando el bochorno alcanza su punto álgido; es la etapa veraniega por excelencia, cuando los estudiantes están de vacaciones así como la mayoría de los trabajadores.

En julio y agosto la televisión cubana exhibe una programación especial con un elevado rating de teleaudiencia, pero es también cuando la gente se vuelca para las playas, ríos, es el período de arrollar sudororosos por las calles al ritmo de una no menos caliente conga o de amanecer bailando es una plaza, si, porque también los carnavales se celebran en este período.

Bueno, ¿y el calor…? Ahí, más intenso, con hasta 35º y hasta más, pero para nada nos limita, más bien con ese mismo ardor, los que no salimos de vacaciones, acometemos las tareas diarias que van desde el aprovechamiento de la jornada laboral hasta las colas en las paradas de ómnibus o en mercados y “placitas” (pequeños mercados en las comunidades) para comprar cebolla, tomate, arroz o frijoles…Pero pasa además por la limpieza de la casa, el lavado de la ropa, la atención a los hijos, a la familia, por el tiempo que dedicamos a los amigos, a conversar, a distraernos.

Y es que así somos los guantanameros, los cubanos, desafiantes ante los grandes retos que nos imponen la vida, los enemigos y hasta la naturaleza.

4 pensamientos en “¡Oh, el calor!

  1. avatarMariela

    Y son esas madrugadas en las que el ventilador echa el aire claiente, ni hablar! jajajajaja…Si querida, ya me imagino la clase de calor que hace en mi Guantánamo añorado, y créeme que auqnue vivo en otro país desde hace varios años, extraño todo, ¡incluso en calor! Puedes creerme.

    Mariela

  2. avatarFran Palmer

    Los cubanos y en todo el mundo estamos viviendo grandes retos la escases de comida el calentamiento de la tierra pero hay algo que no coinsido contigo los cubanos no tenemos enemigos,mira bien adentro y lo encontraras un beso Fran

  3. avatarElayne Autor

    Amigo Fran, todos tenemos enemigos a veces hasta de gratis, busca tú también bien adentro y encontrás más de uno y más de una razón para comprender el por qué de mi afirmación o si no, cómo llamarles a los que no permiten que Cuba compre un medicamento para niños que padecen cáncer?, por ejemplo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*