De fiesta la Gran familia cubana

La sabrosa caldosa!La lluvia no pudo impedir que los guantanameros festejaran el advenimiento del aniversario 50 de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la más grande de las organizaciones de masas en Cuba y que en este territorio integran de manera voluntaria el 95 por ciento de la población mayor de 14 años.
La víspera del cumpleaños tuvo para los cubanos la doble significación de llegar al medio siglo de vida de su organización y la motivación de que el Comandante en Jefe, Fidel Castro, pronunciaría las palabras centrales del acto por la efemérides.

Por eso hubo música, baile, el reconocimiento a los cederistas más destacados así como a los fundadores en un jolgorio donde el sabroso olor de la caldosa se multiplicaba en cada cuadra, en cada barrrio.

Los Comités de Defensa de la Revolución fueron fundados el 28 de septiembre de 1960 en un acto multitudinario presidido por el máximo líder de la revolución Fidel Castro, surgieron como una respuesta del pueblo para hacer frente a las constantes agresiones de la contrarrevolución y de Estados Unidos.

A lo largo de estos 50 años han tenido una importante y decisiva participación en diferentes aspectos de la sociedad cubana que va desde la recogida de materias primas, la limpieza y embellecimiento de barrios, escuelas, instituciones de salud, el aporte a la zafra, al café, hasta la salud.

Baste mencionar que sus integrantes son protagonistas, de manera voluntaria, de un programa de donaciones de sangre que ha salvado miles de vidas tanto en Cuba como fuera de nuestras fronteras, gesto que permite que el país alcance un promedio de una donación de sangre por cada 19 habitantes, superior a la meta de la Organización Mundial de la Salud de una por cada 20 personas para países desarrollados y una cada 200 en naciones del Tercer Mundo.

Pero son también los cederistas, artífices en tareas de primer orden para el país como el ahorro energético y la vigilancia epidemiológica que por estos días se renueva en una lucha sin cuartel contra el temible Aedes Aegipty, transmisor del dengue.

Es el altruismo denominador común para quienes la significación pertenecer a una organización va mucho más allá; tiene que ver con el concepto de una gran familia y como tal enfrentan y asumen unidos los retos de estos tiempos de crisis económica mundial en los que la batalla se libra en el campo de las ideas y como desde hace 50 años, los Comités de Defensa de la Revolución son un baluarte en la defensa de las conquistas del pueblo, un eje de solidaridad, cooperación y ayuda mutua entre todos los cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*