Fidel, presencia eterna

Fidel Castro es ovacionado en la sesión final del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba
Guantánamo.- Con una cerrada ovación y la emoción apretando por dentro, los delegados al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba recibieron a Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana.

Del mismo modo lo recibimos quienes lo vimos por la TV, fue un momento de gloria en el que su mera presencia, fue suficiente. Ahí estaba él, sentado en el plenario, como lo hizo en los cinco congresos anteriores.

Era el Fidel de siempre, el mismo que en medio de su grave estado de salud delegó todos sus cargos en el Partido y el Gobierno a través de la Proclama del pueblo de Cuba en 2006, el mismo que siguió los debates de la cita y que ejerció su derecho al voto como delegado al Congreso para elegir a los nuevos integrantes del Comité Central.

Para el pesar de algunos, de aquí y de allá, Fidel Castro Ruz es el líder indiscutible de este pueblo, uno de los hombres más grandes en la historia de la humanidad, el mismo que encabezó la lucha revolucionaria que derrotó a la dictadura de Fulgencio Batista y entró triunfante en La Habana en enero de 1959, el que estuvo ahí, en las arenas de Playa Girón junto a su pueblo hasta derrotar en menos de 72 horas a los mercenarios procedentes de los Estados Unidos.

Por eso siempre lo estaremos buscando y desde el corazón de su pueblo le decimos: ¡Gracias, Fidel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*