Archivo por días: 14 Junio 2011

Perenne germinar de dos semillas


La fuerza enemiga lo vio entrar solo, sin escolta, pero ninguno se atrevió a desafiarlo. Era de bronce el Titán. Así cuenta la leyenda sobre aquel día, en que en medio de la batalla, Antonio Maceo dejó atrás a sus guardaespaldas y desafiante, iluminado por su halo de héroe, entró en la ciudad de Guantánamo, predio repleto de españoles, sin recibir ni un rasguño…Cinco décadas después, de igual forma en el fragor de un combate, herido y ahogado por un ataque de asma, un hombre se dispuso a ayudar a su compañero de lucha también lastimado. Nadie lo escuchó siquiera lamentarse por su dolor: era Ernesto Che Guevara. Sigue leyendo