Solicitud extradición de Posada Carriles a Panamá pasó a Fiscalía

Terrorista Posada Carriles
“Esperamos que el proceso de trámite para la extradición de Luis Posada Carriles y sus compinches a Panamá siga su curso normal después que el Juzgado Quinto Penal corriera traslado a la Fiscalía Primera de Circuito, para que emita opinión al respecto”.

Así lo informó a Prensa Latina el abogado Silvio Guerra quien formó parte del grupo de querellantes en el juicio contra Posada Carriles, Guillermo Novo, Pedro Remón y César Matamoros, y del panameño José Hurtado, en 2003, y presentó el mes pasado la solicitud de extradición.

El abogado recordó que esos criminales prepararon un atentado contra el líder cubano Fidel Castro en el año 2000 en el Paraninfo de la Universidad de Panamá donde hablaría tras asistir a la X Cumbre Iberoamericana.

De haberse producido, el atentado hubiese dejado centenares de panameños muertos, incluidos los que se encontraban en esos momentos en el hospital del Seguro Social pues hasta allí llegarían los efectos de la explosión, afirmó el letrado.

Indicó que este paso dado por el Juzgado quinto Penal en el proceso de solicitud de la extradición es importante para demostrar que Panamá no solamente se preocupa sino que quiere que esos asesinos sean castigados por la justicia.

Expresó que si todo lo tramitado judicialmente sigue un camino positivo, la solicitud debe llegar a la Cancillería para que haga las gestiones pertinentes, y consideró que el ministro Roberto Henríquez tiene al respecto una actitud positiva. La Fiscalía cuenta con tres días hábiles para emitir su opinión al respecto y los querellantes, señaló Guerra, estaremos atentos dando seguimiento al asunto.

Guerra inició el trámite el pasado 19 de enero ante el juez Enrique Paniza tras la confirmación del Segundo Tribunal Superior de Justicia de la sentencia del Juzgado Quinto Penal de ocho años de cárcel a Posada Carriles y Jiménez, siete a Novo Sampol, Remón y Matamoros y cuatro a Hurtado.

Dicho fallo del tribunal resolvió la apelación presentada por abogados defensores y querellantes a favor de estos últimos. Sin embargo, esas condenas no fueron por posesión de explosivos para asesinar, reclamación aún pendiente.

Guerra recordó que Posada y sus compinches son asesinos confesos como quedó demostrado en el brutal atentado en pleno vuelo a un avión comercial de Cubana de Aviación sobre Barbados en el año 1976 donde murieron sus 73 ocupantes.

Aunque Posada confesó a un periódico que “pusimos la bomba ¿y qué?”, los asesinos fueron indultados en el 2004, por la expresidenta Mireya Moscoso, una turbia decisión tomada cuando ya terminaba su mandato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*