Southerán: hermético defensor de la primera base


La labor defensiva del inicialista del equipo de béisbol de Guantánamo, Joenni Southerán Hechavarría, constituye noticia por estos días en el campeonato cubano: más de mil 400 lances sin cometer error, lo cual le reporta record para las Series nacionales.

La última ocasión que falló a la defensa fue el 12 de febrero del 2010, en el estadio Victoria de Girón, de Matanzas. Desde entonces eslabona la impresionante secuencia y superó la anterior marca de mil 50 lances, en poder del inicialista de Pinar del Río, Luis Enrique Gavilán.

El pimentoso jugador, de 33 años y 12 Series nacionales, confiesa que sale cada día al terreno de juego con la aspiración de dar lo mejor de sí por la victoria de su equipo y en respeto a la exigente afición, que los respalda en cada presentación.

“La clave, creo yo, está en la concentración que logró en cada ocasión que estoy a la defensa. No me distraigo con nada, atento siempre a la acción de los bateadores rivales para poder fildear cualquier conexión por mi posición.Yo nuca pensé en record, me enteré hace unos días por los comentaristas deportivos de la emisora CMKS, Radio Trinchera Antiimperialista.”

“Claro que me siento regocijado por ese resultado, pero no por ello estoy presionado ni siquiera pienso en eso para no desconcentrarme”.Cada lance de Southerán sin pifiar aumenta su primacía dentro del Clásico cubano, pero ya muchos comienzan a ver la posibilidad de romper el record mundial, que es de mil 700 lances”.-agregó Southerán.

Respecto a la reacción del equipo de Los Indios Guerreros del Guaso, que eslabonaron una cadena de nueve victorias consecutivas, el también cuarto bate en la alineación de Guantánamo comentó:

“Realmente iniciamos muy mal el torneo. Estábamos desconocidos a la ofensiva, gracias que cambiamos la carga en los entrenamientos y ya las cosas comenzaron a cambiar. A la afición guantanamera que no se desanime. Lo entregaremos todo en cada salida al terreno para volver a clasificar a los play off. La tarea no es fácil, pero tampoco imposible”.

(entrevista del colega Oreste Ríos Romero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*