8 de Marzo: Día Internacional….

Unos 100 millones de niñas trabajan en todo el mundo
El año pasado mientras buscaba imágenes para apoyar un trabajo a propósito del Día Internacional de la Mujer, hallé una que me sigue doliendo…No sé su nombre, ni siquiera de dónde es, pero me lastima aún esa horrible carga que lleva sobre sus pequeños hombros.

A las 12 de la noche recibí la primera llamada para saludarnos a mi tía y a mi por el Día Internacional de la Mujer, en el camino hacia el trabajo fueron vecinos, conocidos y hasta desconocidos los que me hicieron sonreír al agradecerles el saludo; ni hablar del telecentro donde los varones nos están preparando una sorpresa que ya no es tan sorpresa porque nos tienen acostumbradas a recibir cada 8 de marzo el homenaje de nuestros compañeros.

Un año después, no puedo dejar de preguntarme si esa muchachita estará otra vez con la azada, bajo.-sabe dios que otra clase de abuso.- o si vivirá todavía y quisiera pensar en que las cosas se solucioanron y está sentada en un aula aprendiendo la tabla y desentrañando los misterios de la ortografía y composición.

En México son un millón las niñas obligadas a trabajar, pero la Organización Internacional del Trabajo contabiliza hasta 100 millones de niñas trabajadoras en el mundo en condiciones de peligro para su salud y seguridad y me pregunto hacia dónde van sus pensamientos, sueños, fantasía mellados por la dureza de la vida y por la falta de voluntad para solucionar problemas como ese a los gobiernos de esos países.

A esa edad yo soñaba con el cumpleaños de mi muñeca Margot que celebraría con mis amiguitas el domingo, o en correr para ver los muñes favoritos en la TV, o en que llegara la mañana siguiente para ir al zoológico…pero tuve la suerte de nacer en Cuba, un país que desde 1959 trajo la luz y la esperanza a no solo las niñas y las mujeres, sino a todo un pueblo.

Yo no conocí el antes, pero sí el presente y por eso en la madurez de mi vida y de mi carrera me duelen tanto imágenes y realidades como la de las niñas trabajadoras de las que quizás ni la mitad lleguen a regocijarse un día cuando el esposo, el hijo, el vecino o sencillamente un hombre que pase a su lado les diga un 8 de marzo: Felicidades por el Día Internacional de la Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*