¡Cómo extraño el 1 de Mayo!

Primero de Mayo


En medio del ajetreo de dejar adelantado el almuerzo para mi hijo antes de venir para el trabajo y rompiendo la oscuridad de apenas unos minutos después de las 5 AM, un ruido contagioso llegó hasta la cocina de mi casa y no pude menos que sonreir mientras pensaba: “¡Es verdad que los cubanos somos tremendos!”

Era una inconfundible conga, no sé siquiera a qué sindicato pertenecía aquel grupo felizmente ruidoso, lo que sí me quedó claro es que son guantanameros, cubanos porque para nosotros el Primero de Mayo es jornada de celebraciones, de reafirmación a nuestros principios y respaldo a esta hermosa Revolución.

Pero dentro de la fiesta que presupone para nosotros el Día de los Trabajadores, hay también un espacio para exigir el cierre que la ilegal base yanqui que tenemos enclavada en nuestro territorio, devenida además en centro de tortura. Del mismo modo, un coro gigante de voces se alza en demanda de libertad para nuestro Cinco compatriotas prisioneros en cárceles de ese mimso gobierno, los Estados Unidos.

Es una mañana diferente; a diferencia de las anteriores, amaneció con sol, más mucho colorido y alegría, ah y el contagioso ritmo de nuestra conga!

Mientras venía hacia mi telecentro, sentí añoranza por esas jornadas alegres, ese marchar por nuestras calles enarbolando consignas y carteles, luciéndonos en la tribuna para después seguir celebrando… pero otra vez hacia mi puesto de trabajo para darle a conocer la mundo cómo lo hacemos en Cuba: sin chorros de agua sobre nuestras cabezas, sin perros..sin represión, este es también un lugar importante, pero cómo extraño esos desfiles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*