En el Día de la la Lengua Materna

Día de la Lengua Materna
El Día Internacional de la Lengua Materna se celebra cada 21 febrero desde el 2000 para promover la diversidad lingüística y cultural así como el multilingüismo, con miras a fomentar la sensibilidad acerca de la importancia de la enseñanza en la lengua materna.

La lengua materna es la primera lengua o idioma que una persona aprende; se diferencia de las segundas lenguas que se adquieren posteriormente y que son a su vez el instrumento de mayor alcance para la preservación y el desarrollo de nuestro patrimonio cultural tangible e intangible.

Toda iniciativa para promover la difusión de las lenguas maternas servirá no sólo para incentivar la diversidad lingüística y la educación multilingüe, sino también para crear mayor conciencia sobre las tradiciones lingüísticas y culturales del mundo e inspirar a la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo.

Muchas personas, desde que nacen hasta que mueren, hablan la misma lengua: la que aprenden de pequeños, la que hablan sus padres y abuelos.

Sin embargo, muchas personas en todo el mundo hablan idiomas que están en peligro de desaparición; con lo cual tendrán que aprender una nueva lengua para poder desarrollar sus actividades cotidianas y sólo podrán hablar su idioma materno con sus padres y abuelos.

Desde que el ser humano empezó a hablar, unas 30.000 lenguas han desaparecido. Actualmente, de las 6.000 o 7.000 lenguas del mundo, unas 3.000 están en peligro de desaparición. Todos los años, al menos 10 idiomas desaparecen, tengamos en cuenta que se considera que una lengua está en peligro cuando la hablan menos de 100 mil personas.

Este año el lema es “El libro, eje de la educación en lengua materna”, un importante recordatorio de que para apoyar la educación en lengua materna es fundamental apoyar también la producción de libros en idiomas locales.

A la educación en lengua materna tenemos que verla asociada al uso de dicho idioma, tanto en el hogar como en la escuela. En condiciones ideales, la adquisición del lenguaje y la alfabetización en la lengua materna deberían contar con el respaldo –entre otros medios-de recursos impresos, tales como libros, cartillas y manuales escolares que sirvan de apoyo a las actividades orales. El material didáctico en lengua materna refuerza la adquisición de los conocimientos básicos de lectura y escritura y sienta bases sólidas para el aprendizaje ulterior.
En Cuba, por ejemplo, el presente curso escolar tiene como prioridad la atención a la lengua materna. El niño aprende a desarrollar su lenguaje desde el círculo infantil (guardería), etapa en la que deben aprender formas simples del idioma, como emplear bien el singular y el plural, a través de las narraciones y cuentos que les hacen las auxiliares pedagógicas y las educadoras.

Ya en el nivel primario la atención es hacia los códigos de la lectura y la escritura y el pase de respuestas pequeñas a más elaboradas. Ello, claro, si se continúa con el hábito de leer en clases y presentar al niño o a la familia algún libro de cuentos propios para las edades de cinco a 11 años, en que transitan por los grados primarios. El rescate de la tradición idiomática tiene que ser prioridad y fundamento de la escuela cubana.

El cubano se caracteriza por una manera de hablar, tenemos nuestra norma, pero añadir modismos y elementos que la rejuvenecen, por decirlo de alguna manera, sin apelar a la chabacanería, los vulgarismos y los barbarismos fonemáticos, es plausible, siempre y cuando se enriquezca el habla con vocablos que estén bien contextualizados, sean actuales y estén bien construidos en un parlamento.

El idioma debe ser limpio y para ello la escuela debe trabajar no sólo el área de la ortografía, sino también en el hábito de la lectura diaria, que el libro llegue a significar, al menos un par de horas diarias, también en la dicción, en la escritura legible, en fin en el libro como el amigo, el confidente, el buen acompañante que nos ayude al mismo tiempo a rescatar una buena comunicación que se adhieran a nuestro cotidiano hablar, las buenas razones que distinguen al Español en los cientos de países que lo hablan y que siga siendo la segunda lengua más hablada en el mundo.

Un pensamiento en “En el Día de la la Lengua Materna

  1. avatarGonzalo Ramos Aranda

    Les comparto mi poema, inspirado a fin de . . .

    QUE NO SE PIERDA UN IDIOMA, QUE NO SE EXTINGA UNA LENGUA

    Que no se pierda un idioma,
    porque la ignorancia asoma,
    que no se extinga una lengua,
    porque la cultura mengua.

    Idioma es inteligencia,
    lo que hace la diferencia,
    comunicación humana,
    que a las regiones hermana.

    Lenguaje igual a intelecto,
    propio del ser más correcto,
    idiosincrasia de un pueblo,
    producto de su cerebro.

    El habla es el fundamento,
    comprensión y entendimiento,
    de una raza, . . . su conciencia,
    distinción y pertenencia.

    Lingüístico es el problema
    que se aborda en el poema,
    ¡globalización avanza,
    como fiera, cruel, a ultranza!

    Extinguiendo tradiciones
    de la gente, . . . sus pasiones,
    acabando con la historia
    de las naciones, . . . su gloria.

    ¡Un no a la modernidad!,
    a aquella que, sin piedad,
    se cierne sobre el pasado
    que, en el bien, se ha cimentado.

    Si se abandona un idioma,
    el daño se vuelve axioma,
    si hay olvido de una lengua,
    oscurantismo sin tregua.

    Triste adiós a las raíces,
    en el alma cicatrices,
    despido a la identidad,
    ¡por Dios, que barbaridad!

    ¿Que decir de los dialectos,
    de los viejos . . . predilectos?,
    su desuso cruel presagio:
    “de la costumbre . . . naufragio”.

    Hay que preservar lo nuestro,
    como dijera el maestro,
    y enseñarle a juventudes,
    de un idioma, . . . las virtudes.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 19 de julio del 2013
    Dedicado a mis ahijados, Licenciados en Educación Intercultural Bilingüe (Purépecha-Español*Español-Purépecha), CC. Dulce de la Cruz Séptimo y Andrés López Juan.
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*