El Altar de la Cruz en Feria del Libro en Guantánamo

La bella Baracoa, en Guantánamo
Allá, cerca del mar, en el extremo más nororiental de Cuba, en los bellos campos de Baracoa, de vez en vez podemos encontrarnos en algún bohío a decenas de vecinos reunidos desde las primeras horas de la tarde y hasta bien entrada la noche, rezando, cantando y tomando chocolate, mientras pagan una promesa en lo que todos en la comarca conocen como la realización de un Altar de la Cruz.

Festividad laica religiosa que desde hace más de 200 años se realiza, fundamentalmente, en las zonas rurales de Baracoa, el Altar de la Cruz es una tradición que tiene sus orígenes en las regiones españolas de Sevilla, Córdova y Granada, y que estas tierras nororientales se adaptó a las costumbres de la región.

Sobre su génesis y tradición en la Primera de nuestras Villas podemos conocer más en el libro: Los altares de cruz. Tradición, fe y religión, del escritor Darwin Díaz, que a partir de este miércoles y hasta el 10 próximo se estará presentando en Guantánamo, como parte de las propuestas del capítulo oriental de la XII Feria internacional del Libro Cuba 2013.

Acompañado de varias fotografías el autor destaca las características de la realización de un Altar de la Cruz, ceremonia que se realiza en la casa en la que se paga una promesa hecha a favor de un familiar enfermo o cuando se obtiene una buena cosecha.

De forma amena e Introduciéndonos en lo más rico de nuestra historia Drawin Díaz narra cómo en nuestras guerras de independencia, en estas celebraciones en los campamentos mambises se introdujo la bandera cubana, la que, desde entonces, está presente en cada Altar.

El Altar de la Cruz se monta en una esquina de la casa, formado de cinco a siete escalones a los que se les pone una sábana blanca imitando al cielo. Junto a la bandera se coloca una paloma, un barquito, un sol, estrellas y la luna.

En el premier escalón del Altar se pone la Cruz y después la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba. Más abajo se colocan las imágenes de otros santos católicos, adornados con flores de papel de distintos colores y en los extremos cadenetas y velas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*