Presentan en Guantánamo libro sobre la ilegal base naval

en Guantánamo libro sobre la ilícita base naval
El libro “Un Maine detenido en el tiempo”, sobre la ilegal ocupación de parte del territorio cubano por la base naval norteamericana en Caimanera, será presentado este miércoles durante el III Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, que sesiona en la Plaza de la Revolución Mariana Grajales, de la ciudad cubana de Guantánamo.

René González Barrios, director del Instituto de Historia de Cuba es el autor del texto, editado por la editorial Verde Olivo y cuya publicación coincide con la próxima conmemoración del aniversario 110 del establecimiento de ese enclave, ocurrido el 10 de diciembre de 1903.

La obra precisa que la existencia de la base, foco de tensiones, agresiones y provocaciones, y trampolín para invasiones contra países de Centroamérica y el Caribe, ha arraigado las convicciones antiimperialistas de los habitantes de la provincia del extremo oriental de la Isla.

En declaraciones hechas previamente a la prensa, González Barrios señaló que la entrega constituye una obligación moral con la historia, el pueblo guantanamero y los combatientes de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Marrero, cuerpo armado que custodia la única frontera artificial de Cuba.

A propósito, la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, la brasileña María do Socorro Gomes, afirmó que el enclave militar yanqui atenta contra la soberanía cubana y la seguridad de numerosos pueblos, al intervenir en la jornada inicial del III Seminario, al que asisten más de 80 delegados, en representación de 21 países.

La distinguida pacifista afirmó que el CMP mantiene su indeclinable apoyo a los luchadores cubanos presos injustamente en cárceles del imperio y criticó los enormes gastos militares en que incurren el gobierno de los Estados Unidos y los de sus aliados de la OTAN, en su afán de dominación mundial y de asegurar grandes ganancias a la industria armamentista.

La primera ponencia debatida en el evento fue la titulada “Estado actual de la presencia militar extranjera a nivel global”, del Doctor en Ciencias Manuel Carbonell.

En ella, el profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, afirmó que aunque el gobierno de los Estados Unidos han reducido a 598 sus bases e instalaciones militares en el exterior, su intervencionismo no ha disminuido y se basa cada vez más en el uso de armamento sofisticado, como los drones, y el suministro de armas y apoyo logístico a fuerzas nativas afines a sus intereses, como sucedió en Libia y ahora en Siria.

El martes continuarán las actividades deL III Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras con nuevas intervenciones de los delegados y el miércoles concluirá con la firma de la declaración final en la localidad de Caimanera, así como con una Cantata por la Paz en el teatro Guaso, de la capital guantanamera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*