Chávez no pasó por Guantánamo, pero…

A un año de la desaparición física de Hugo Chávez

Un año ha pasado y su impronta permanece intacta entre nosotros, tal dios material de un tiempo que fue el suyo, de los venezolanos, de los cubanos, de los latinoamericanos y de todo el mundo.

(En video: Texto y letra de la canción La partida de un amigo)

Los guantanameros no tuvimos el privilegio de que nos bautizara con hálito renovador, alegre y revolucionario, pero hasta acá nos llegó su huella indeleble como en otras tantas partes de esta Isla, también suya, y del mundo, que lo acogió como lo que fue: un hombre de estatura inalcanzable.

Aún late en mí el recuerdo de aquella fatídica tarde del 5 de marzo de 2013 en que un sms, recibido desde Venezuela en plena guagua me anunciaba la fatídica noticia…luego la incredulidad, le negación ante lo inminente, las llamadas, la búsqueda y seguimiento a una verdad que aún duele.

Las lágrimas, la pena de haber perdido a un amigo, ¡al mejor!, la impotencia, la rabia…pero qué digo ¿“perdido”?, Chávez es uno de esos hombres que nació para semilla, la misma que hoy germina en su Venezuela inmersa en una difícil situación donde los menos, los ricos (como leí hace apenas unos días) son los que protestan queriendo minimizar la grandeza de los logros no de un hombre, sino de una Revolución, la Bolivariana, que hoy se multiplica por toda la Patria Grande, la misma que hoy le rinde homenaje y reverencia su paso por nuestro tiempo.

“No le tocaba” solo eso dijo hijo mi hijo cuando llegó a casa aquel día y en su silencio acompañó mi llanto y en otra frase algunos días después, volvió a apoyar mi pesar, el de millones, con la hermosa canción del compositor cubano, Raúl Torres, y que le dedicara, no menos emocionado, otro gigante, nuestro Fidel Castro, El regreso de un amigo:

“Nadie piensa que se ha ido…”

Y sigo pensando, aún con el alma bordada por su partida, que no hay adió definitivo y fue un momento a la misa para volver con Sandino, el Che, Martí y Bolívar.

¡Chávez nuestro, de cada día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*