Reseña de un histórico vuelo

A 34 años del primer vuelo espacial de un  latinoamericano, el guantanamero Arnaldo Tamayo Méndez

A 34 años del primer vuelo espacial de un latinoamericano, el guantanamero Arnaldo Tamayo Méndez

El 18 de septiembre de 1980, cuando el reloj marcaba las 19:11 horas de Moscú, (3:11 de la madrugada en Cuba), despegaba desde el cosmódromo de Baikonur, la nave Soyuz 38, a bordo de la cual se encontraban los cosmonautas Yuri V. Romanenko, Comandante de la tripulación, y el cubano Arnaldo Tamayo Méndez, primer latinoamericano en viajar al espacio y desde allí presenciar el planeta Tierra.

El despegue se realizó en presencia del entonces segundo secretario de Comité Central del Partido y Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien minutos después de la partida, visiblemente emocionado, declaraba a la prensa “…que sólo gracias al socialismo y a la cooperación internacionalista un joven negro, pobre…es ahora cosmonauta. Sólo el socialismo permite esta posibilidad”.

Durante siete días y 20 horas la nave espacial Soyuz 38 permanece en la órbita cósmica y sus tripulantes realizan con éxito los más de 20 experimentos científicos previstos, entre ellos estudios médico-biológicos, físicos técnicos y de teledetección.

Primeras planas y el mensaje de Fidel

Apenas conocida la noticia del despegue, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, enviaba un mensaje al compañero Alfonso “Willy” Hodge, entonces primer secretario del Partido en la provincia: “…Trasmitan el saludo al pueblo guantanamero que comparte con nosotros la alegría, el orgullo y la emoción por la hazaña que estamos realizando en estos momentos en el cosmos”.

Durante el último trimestre de 1980, el vuelo cubano-soviético se convirtió en un acontecimiento de masas y fue, sin dudas, el principal tema de conversación de los guantanameros y las guantanameras, quienes en cualquier parte de la Isla expresaban la satisfacción de ser oriundos de la tierra del cosmonauta.

Amplia cobertura periodística nacional e internacional tuvo el acontecimiento. El periódico provincial de Guantánamo publicó más de 30 trabajos por esos días sobre el tema y, poco tiempo después, el 17 de octubre de 1980, se reportaba en el caluroso recibimiento del pueblo, tras el arribo de los cosmonautas a las ciudades de Guantánamo y Baracoa.

El 18 de octubre más de cien mil guantanameros, en un multitudinario acto dieron un grandioso recibimiento a Arnaldo Tamayo y Yuri Romanenko”. El hecho no tenía precedentes en la historia de la provincia, al convertirse en un verdadero fenómeno de contagiosa alegría popular por la hazaña que puso en el cosmos el nombre de Cuba y de Guantánamo.

Desde hace casi 34 años, el vuelo conjunto Cuba-URSS, se inscribe como uno de los más gloriosos y hermosos logros científicos de nuestra Revolución socialista y de la aeronáutica mundial.

Significación especial tiene por siempre el acontecimiento en la historia de Guantánamo y de sus habitantes que sienten el orgullo de que uno de sus hijos: Arnaldo Tamayo Méndez, fue el protagonista de aquel trascendental vuelo.

(Por: Rodny ALcolea)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*