Inician ronda de conversaciones migratorias entre Cuba y EE.UU

Cuba va a las conversaciones con espíritu constructivo

Cuba va a las conversaciones con espíritu constructivo

La vigésimo octava ronda de conversaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos inició hoy con vistas a evaluar la marcha de los acuerdos establecido entre ambas naciones desde 1994.

Esta reunión que se celebra dos veces cada año será un espacio para analizar las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal y el tráfico de emigrantes, señaló una nota de la Cancillería cubana.

Una fuente diplomática destacó a la prensa que como parte de estas conversaciones, mañana día 22 de enero se efectuará un intercambio sobre los principios y pasos para la reanudación de los nexos bilaterales y la apertura de embajadas en las respectivas capitales.

Para ese mismo día se prevé abordar en un tercer contacto otros asuntos de interés bilateral, acotó.

Expresó que Cuba sostendrá con Estados Unidos un diálogo constructivo, sobre la base del respeto mutuo y de las normas del derecho internacional.

Estamos dispuestos a iniciar un intercambio serio entre estados soberanos, con el debido acatamiento de los principios de no injerencia en los asuntos internos y la observancia de la soberanía nacional de las dos naciones, dijo.

“No debemos pretender que todo sea solucionado en una sola reunión”, valoró la fuente diplomática tras precisar que Cuba y EE.UU. están dando pasos para restablecer los nexos rotos hace más de 50 años.

“La normalización de relaciones es un proceso mucho más largo y complejo donde hay que abordar temas de interés de ambas partes”, añadió.

A su juicio, las medidas tomadas por el presidente Barack Obama van en una dirección positiva, pero aún falta mucho por avanzar en temas como el bloqueo económico, comercial y financiero que impone ese país de manera unilateral a Cuba.

En este primer encuentro, la parte cubana expresará su profunda preocupación por la persistencia de la política de “pies secos-pies mojados” y la Ley de Ajuste Cubano, que constituyen el principal estímulo a la emigración ilegal, afirmó la misma fuente.

Añadió que también mostrará su rechazo por la política establecida en el año 2006 por el expresidente George W. Bush de otorgar residencia en Estados Unidos (parole) a los profesionales y técnicos cubanos de la salud que abandonen su misión en terceros países.

El encuentro de hoy será además un espacio para hablar de la cooperación bilateral en el enfrentamiento a la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude de documentos, añadió.

“Cuba expresará el interés de incrementar la cooperación con las autoridades norteamericanas en este tema, específicamente en el enfrentamiento a la emigración ilegal”, dijo el vocero diplomático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*