Martí en los guantanameros

jose_martiFaltan apenas horas para conmemorar el 162 aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional y nosotros, los guantanameros, sentimos el orgullo de ser hijos de esta tierra por donde, después de años de exilio, José Martí se reencontrara con su Patria.

Acompañado por un grupo de patriotas, Martí fue el el último en bajar de la embarcación, y al pisar su tierra siente la dicha grande de estar en Cuba, es 11 de abril de 1895.

Desde ese momento comienza para el apóstol el gozo de un nuevo encuentro con la naturaleza de su país, es un torrente de sensaciones que mucho disfruta y que no experimentaba a plenitud desde los tiempos en que siendo un niño su padre lo lleva a pasar una temporada en Hanábana.

Su primera noche en Cuba la duerme en el suelo de su tierra amada y extrañada en décadas. En el territorio perteneciente al actual municipio guantanamero de Imías escribe sus primeras impresiones del paisaje patrio.
Es también en estas lomas guantanameras donde, rodeado de la exuberante vegetación de Monte Tavera es ascendido al grado de Mayor General.

Es en tierra guantanamera donde Martí se hace soldado, donde vuelve a disfrutar de los baños en el río, de las comidas criollas, del café con miel de abeja, del jugo de la caña, de contemplar las estrellas desde su hamaca y visionar al libertad de Cuba, esa que se debe extender por las Antillas y caer sobre nuestras tierras de América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*