Un canto de patriotismo y a la cubanía (+ Foto y Video)

20 de Octubre, Día de la Cultura Cubana

20 de Octubre, Día de la Cultura Cubana

Bayamo, 20 de octubre de 1868; las tropas mambisas al mando de Carlos Manuel de Céspedes acaban de liberar su ciudad del dominio español, un hombre sentado en el lomo de su caballo escribe algo rodeado por una multitud entusiasmada, es Perucho Figueredo quien poco después comparte con sus coterráneos la letra de La Bayamesa, un canto que ha trascendido el tiempo en su llamado perenne al patriotismo y a la cubanía.

La aclamación a defender la Patria en el combate y ofrendar la propia vida en busca de la libertad, se convirtió en nuestro Himno Nacional. El 22 de agosto de 1980, el Consejo de Ministros instituyó la fecha como el Día de la Cultura Cubana considerándose que la efemérides que marca definitivamente el nacimiento de una nación rebelde y de su identidad.

En 1967, durante una reunión del Comité Revolucionario de esa oriental ciudad celebrada en la casa del autor de la marcha, se trazaban las estrategias para desatar el movimiento independentista cubano en contra del yugo de los colonizadores, allí se le sugirió al propio Perucho que compusiera “nuestra Marsellesa”.

Primero surgió la melodía, luego el mismo Figueredo pidió al músico Manuel Muñoz Cedeño que se encargara de la orquestación de la marcha; un mes después se toca en la Iglesia Parroquial de Bayamo y comenzó a popularizarse, se silbaba por las calles de la ciudad, la misma cuyos habitantes prefirieron, el 11 de enero de 1869, reducirla a cenizas antes de ser tomada por los opresores españoles.

Es innegable que desde sus primeros acordes se te eriza la piel, el corazón se ensancha al compás de las estrofas vibrantes que ha inspirado a miles de cubanos a ofrendar sus vidas por la libertad de esta isla, otros muchos las llevan talladas dentro del pecho porque han hecho suyas el imperativo de que “morir por la Patria es vivir”.

El término cultura varía de persona en persona, cada cual tiene su propia definición y también su propia cultura, pero es un componente del género humano que abarca valores y principios éticos, pero hay que verla más allá de la creación artística; es un instrumento de cohesión social.

Y nuestro himno nacional, resultado del canto de la unión de la nación y la cultura es además símbolo sagrado del grito eterno de independencia, de amor a la tierra que nos vio nacer y que cantamos con sagrada devoción desde niños.

Partitura original de La Bayamesa, Himno Nacional de Cuba

Partitura original de La Bayamesa, Himno Nacional de Cuba

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*