Titanes de blancos cabellos (+ Video)

Los ancianos, esos titanes de balncos cabellos

Los ancianos, esos titanes de blancos cabellos

“No hay cosa más bella que amar a los ancianos; el respeto es un dulcísimo placer… Los ancianos son los patriarcas”.- Así se refirió José Martí a ello, los abuelos, esos que independientemente si dieron hijos o nietos forman parte de nuestras vidas y a quienes cada 1 de octubre se les dedica el Día del Adulto Mayor.

La Organización de las Naciones Unidas instituyó la fecha en memoria de la escritora mexicana Ema Godoy Lobato, quien dedicó su vida a trabajar incansablemente a favor de ese segmento poblacional.

Cuba es uno de los países latinoamericanos más envejecidos, la esperanza de vida al nacer ronda los 78 años. La magnitud alcanzada en este orden y la rapidez con que se ha transformado nuestra pirámide poblacional constituye una preocupación.

Cerca del quince por ciento de la población de la isla ya pasa de los 60 y se espera que en los próximos 25 años, uno de cada cuatro cubanos rebase esa edad y será la isla entonces el país de mayor envejecimiento poblacional de la región y uno de los mayores del mundo, a nivel de los altamente desarrollados porque si a la población se le ofrece salud, educación, seguridad social, ambiental y ciudadanía, el resultado final será, sin dudas, vivir más.

Desde el triunfo de la Revolución en 1959, en nuestro país se vienen trazando políticas y estrategias tanto desde el punto de vista social, legislativo, como de asistencia médica, para garantizar la salud y cuidado de ese grupo etario bien definido en el Programa Integral de Atención al Adulto Mayor con sus tres subprogramas; la atención comunitaria, la institucional y la hospitalaria, dirigido a propiciar una óptima calidad de vida.

Pero ojo, todavía hoy en Cuba, como en casi todo el mundo entero, hay índices de maltrato a los ancianos, algo que no hay que ver solo como una acción intencionada o no, que puede producir daño desde el punto de vista biológico, psicológico, social, material y financiero. Se trata de involucrar a todos los factores de la sociedad comenzando por la familia, la comunidad, el estado, velar porque hechos como esos no queden impunes porque es responsabilidad de todos contribuir con su bienestar.

Guantánamo es el territorio más joven del país, después de la Isla de la Juventud, pero aquí tampoco se escapa a la problemática del envejecimiento de su población, baste mencionar que el 15,9 por ciento de los guantanameros tiene 60 años o más.

En la más oriental de las provincias cubanas se trabaja en el mejoramiento y el cuidado que se brinda en las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos a las personas de la tercera edad. Se perfecciona además el papel de los trabajadores sociales, la atención a los comedores comunitarios. Aquí funcionan más de 2 mil 700 círculos de abuelos atendidos por profesores de Deportes, Educación Física y Recreación.

Puede llamársele de muchas maneras, adulto mayor, tercera edad, vejez, ancianidad. Pero lo que no debemos de ninguna forma es usar esos términos de manera despectiva, como para darle a entender que se le ve como a un objeto inservible, porque como agregara el Héroe Nacional de Cuba; “…hablan con voz trémula y andan con paso tardo, pero se les debe ver como a titanes.”

No debemos olvidar nunca que nuestros queridos viejos son hoy, lo que nosotros seremos mañana.

Comparto con uds esta preciosa canción de Roberto Carlos:

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*