Santiago, siempre Santiago

Acto por el 26 de Julio en Santigo de Cuba en ocsión del aniversario 65 del asalto al Cuartel Moncada

Acto por el 26 de Julio en Santigo de Cuba en ocsión del aniversario 65 del asalto al Cuartel Moncada

Como aquel 26 de Julio de 1953, Santiago de Cuba está de carnaval y otra vez en la heroica ciudad se toma por asalto al Cuartel Moncada, pero esta vez los protagonistas son niños en evocación simbólica a la acción protagonizada por Fidel Castro junto a un valeroso grupo de jóvenes, los de la Generación del Centenario.

Era el momento de avivar la llama de la rebeldía en contra del precario panorama que exhibía el país en sectores como la salud, la educación, la vivienda, la pobreza extrema de los campesinos, de millones de desposeídos.

Se escogió al Moncada porque era la segunda fortaleza militar de Cuba, ocupada por unos mil hombres y su distante ubicación de La Habana dificultaría el envío de ayuda. Pero además fue en Oriente donde se iniciaron las tres guerras independentistas y su pueblo se caracterizó siempre por un elevado espíritu de lucha. A la par se desarrollaba una acción similar el cuartel Carlos Manuel de Céspedes, en la vecina Bayamo.

Pero eran inferiores en número y armas, no pudieron tomar el recinto. El dictador Fulgencio Batista ordenó eliminar a diez revolucionarios por cada soldado del régimen muerto en combate… la masacre se generalizó y fueron asesinados la mayoría de los asaltantes.

Fue una derrota militar; sin embargo, tuvo una trascendencia extraordinaria para el pueblo cubano y para el movimiento de liberación nacional que concluyó con el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

Este año vuelve a Santiago la sede central por la efeméride, en sus bravos habitantes se aviva su apego a la fidelidad, a la heroicidad y rebeldía en cada época y ante cada generación, para rendir tributo a los héroes y mártires de la gesta.

Recorrer sus calles es encontrarse con un pedazo de historia en cada rincón, es admirar el orgullo de sus hijos que presumen de vivir en una urbe donde siempre es 26, los mismos que se batieron para levantarla luego que el huracán Sandy hiciera estragos en ella. Es enamorarse de su belleza, de la hospitalidad de su gente y su consagración al trabajo a las renovaciones.

No por casualidad el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, el 1 de enero de 1984, le entregó el Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Antonio Maceo. La estrella de oro que lo representa y sus réplicas ampliadas se exhiben flamantes en la fachada de la sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular. Allí, desde el balcón expresó el Comandante en Jefe:

“…A ti te honramos especialmente hoy, y contigo a todo nuestro pueblo, que esta noche se simboliza en ti. ¡Que siempre sean ejemplo de todos los cubanos tu heroísmo, tu patriotismo y tu espíritu revolucionario!”

Cuando en 2012 Sandy se ensañó contra la ciudad, no se hizo esperar la presencia de Raúl Castro para acompañar al pueblo en aquellos días de desolación, entonces pronunció la épica frase que ha calado no solo entre los santiagueros:

“… “Ha sido duro, pero Santiago es Santiago, ha resistido vendavales y guerras de todo tipo, también vencerá este, ¡hay que resistir!”

Ese es el Santiago que a las 5:12 am de este 26 de julio volvió a colmar la explanada del cuartel Moncada, hoy convertido en escuela, para renovar su apego al legado de aquel grupo de jóvenes y de tantos otros que irrigaron con su sangre el camino victorioso del pueblo de Cuba hacia su definitiva libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*