Lennon: uno de los hombres de mi vida…

John Lennon

Hoy, 9 de octubre, cumpliría 80 años uno de los hombres de mi vida: John Lennon.

Y si, puede que a algunos les resulte raro, o hasta irrisorio, pero es que él, con su voz tranquila y penetrante, marcó tantísimos momentos de mi vida –desde la infancia hasta hoy, en plena adultez-.
Este (uno de los hombres de mi vida) se unió en perfecta armonía con otros tres para formar un cuarteto imbatible: Los Beatles, y poner el listón en su punto más alto en el universo musical mundial. Con él, con ellos, crecí y tarareé -como pude- esas melodías.

Confieso que no fue hasta mis años en la secundaria, y luego en el preuniversitario –bajo la guía de mi abuelo- cuando comencé a darle sentido a aquellas letras que machucaba a como lo captara mi oído: “leribí leribiii o leribí… o leribí…” Y cuando finalmente me dediqué al estudio de la lengua de Shakespeare, pues sencillamente sucumbí a reclamos como Don´t let me now, o a la triste historia de Eleonor Rigby y multipliqué aquello de que “All you need is love”…

Y fíjense que en esta historia de amor por John, hubo otros: Freddy Mercury, Michael Jackson, David Bowie, la Tina, hasta la Madonna… pero a ver, yo siempre me mantuve fiel al “hombre de mi vida”, siguiéndolo por donde pudiera – porque en ese tiempo no tenía la internet…-.

Pero, en aquel entonces, teníamos una programación radial envidiable, y para los guantanameros, unas transmisiones radiales y televisivas “americanas” –que se colaban desde la ilegal base naval y procedentes de los EE.UU, con una nitidez increíble y nos las ingeniábamos para nos comunicarnos quiénes estaban en el “Top 10”.

Y así supe que, mientras ultimaba detalles de su álbum Double Fantasy, (1980) -y cuando me afilaba los dientes para disfrutarlo- apareció ese loco (¿?) de Mark Chapman y le arrebató la vida un 8 de diciembre… (de ese mismo año).

Entonces nada ni nadie me apartaba de la radio a la 1 pm los sábados – en aquella emisora que ya les conté- para saber que, por varias semanas: “and number one this week…”Woman”, from John Lennon…!” Y así sucedió más o menos con los otros temas de esa producción que se comercializó, y alcanzó record de ventas, como “álbum póstumo…”

Hoy no quiero hablar del Lennon pacifista, desinhibido y osado hasta el punto de hacerse retratar desnudo con su amada Yoko Ono –todo un escándalo para la moral de su tiempo- sino del ese británico de espejuelitos, pelo largo y de voz suave y penetrante que me incita, cada vez que viajo a La Habana, a llegarme hasta ese parque en el Vedado capitalino que lleva su nombre y donde el escultor cubano José Villa Soberón, tuvo el valedero acierto de hacerle una estatua.

Y le llevo hasta una flor, lo toco y le converso cosas que solo quedan entre él yo, porque ¡de saberlas la Yoko…! Pero relájate japonesa, que ese John Lennon tuyo, es también del mundo, y, es además ¡el hombre de mi vida!

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*